Apagar la luz Prender la luz
Janusz no es un hombre fácil de sorprender. Como juez de instrucción debe analizar con precisión la escena del crimen e investigarlo todo minuciosamente. Tiene que resolver casos de extrema gravedad y trabaja muy duramente. Sin embargo, se siente impotente para enfrentarse a la anorexia de su hija, que todavía lleva luto por su madre. Temiendo que pueda suicidarse, la interna en una clínica donde trabaja como psicóloga Anna. Años más tarde, tras perder a su bebé, Anna se recluye con su perro en un edificio de pisos muy aislados, donde conjura a los espíritus que se comunican con los vivos desde el Más Allá.

Información de la película

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *